El amor de mamá es tan grande como la cantidad de bacterias que tenemos en nuestro intestino, es decir, es inmenso.

La relación madre e hijo es muy estrecha, el regalo de poder dar vida y cuidarse mutuamente por siempre, es una tarea muy importante. El sistema inmunológico del nuevo ser humano es una pieza fundamental para su  bienestar, este es el encargado de defenderlo de microorganismos y sustancias que le puedan causar daño.

 La mamá durante el embarazo y parto influyen en el desarrollo del sistema inmune del bebé por la relación que tiene con su microbiota, hace tiempo se creía que cuando el bebé se encontraba en el vientre su intestino era estéril, hoy las investigaciones resaltan que el desarrollo de la microbiota intestinal se programa desde antes de nacer, a través de la placenta y el líquido amniótico, pero cuando el bebé nace, se enfrenta a una serie de estímulos que pueden ayudar a mejorarlo, como el tipo de contacto que se tiene con la microbiota de la madre. 

Al momento de nacer el tipo de parto es un factor importante para el desarrollo de la microbiota intestinal,  si el parto es natural, el bebé va a adquirir bacterias del canal vaginal, digestivo, urinario y la piel de su mamá, lo que va a contribuir a la maduración de su sistema inmune. Pero si es cesárea la exposición a microorganismos de la madre es mínima en ese momento, tendrá más relación con las personas involucradas en el parto y el ambiente. Pero las diferencias iniciales en la microbiota del recién nacido, según el tipo de parto, tienden a desaparecer con la lactancia, y el contacto piel a piel con la madre.  

Se ha sugerido el consumo de probióticos durante el embarazo, ya que puede mejorar la composición y función de la microbiota vaginal e intestinal de la madre, influyendo sobre todo en el desarrollo y maduración del tracto gastrointestinal del bebé.

Sabemos que no está en nuestras manos decidir el tipo de parto, pero cuidar tu salud durante el embarazo, incluyendo algún alimento que tenga probióticos, como los productos lácteos fermentados de la familia Yakult, podría ayudar a tener una microbiota intestinal sana, que podrás compartir con tu hijo, será un maravilloso regalo.

Cuida de ti y así cuidarás a los que amas.

¡Feliz día de las madres!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *