Alguna vez te has preguntado ¿Qué son y para qué sirven los edulcorantes? ¿Es seguro consumirlos? En esta ocasión hablaremos de ellos, en especial de la sucralosa.

Se llama edulcorante a cualquier sustancia, ya sea natural o artificial, que edulcora, es decir, que sirve para dar un sabor dulce a un alimento o producto. Los edulcorantes se pueden dividir en dos grupos, los que aportan calorías, como el azúcar de mesa o la miel y los no calóricos, como la sucralosa o los esteviósidos.

Los edulcorantes aprobados para su uso en alimentos y bebidas, han sido cuidadosamente evaluados y regulados por autoridades internacionales y organizaciones científicas que aseguran que pueden usarse sin riesgo. Por ejemplo: OMS, FDA en Estados Unidos, Comité Científico de Alimentos en la Unión Europea, Fundación de Investigación Química de Alimentos de Japón, entre otras.

Hablemos de sucralosa

La sucralosa es un edulcorante no calórico, fabricado a partir del azúcar (sacarosa) y es 600 veces más dulce que ésta, por lo que se requiere muy poca cantidad para endulzar. No se altera por acción del calor, y resiste a las variaciones del pH, no se absorbe ni metaboliza para tener energía y tampoco afecta los niveles de glucosa en sangre, por lo que su consumo en personas con diabetes es adecuado, como lo refiere la NOM-015-SSA2-2010, para la prevención, tratamiento y control de la diabetes mellitus. Se ha demostrado que no se acumula en el organismo y se elimina principalmente a través de las heces.  

En 1999 fue aprobada por la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) de Estados Unidos para su uso en general, revisando más de 100 estudios para fundamentar su seguridad. En México, su uso está regulado bajo la NOM-086-SSA1-1994. De acuerdo al comité mixto FAO/OMS, establecieron una Ingesta Diaria Aceptable (IDA) de 0-15mg/Kg de peso corporal por día.

Por último, existe una vasta lista de estudios que demuestran la seguridad del uso de la sucralosa, incluso en niños y personas con diabetes. 

Los productos Yakult de la línea LT, no contienen azúcar y son reducidos en calorías, como sustituto contienen sucralosa, cuyo contenido está por debajo de la IDA, además contienen miles de millones de Lactobacillus casei Shirota que contribuyen a mantener la microbiota intestinal saludable.

Referencias

Magnuson B. A., Roberts A. and Nestmann E. R. (2017). Critical review of the current literature on the safety of sucralose. Food and chemical toxicology : an international journal published for the British Industrial Biological Research Association, 106(Pt A), 324–355. 

Additional Information about High-Intensity Sweeteners Permitted for use in Food in the United States. U.S. Department of Health and Human Services. U.S. Food and Drug Administration (FDA). 

Norma Oficial Mexicana NOM-086-SSA1-1994. Bienes y servicios. Alimentos y bebidas no alcohólicas con modificaciones en su composición. Especificaciones nutrimentales. 

Norma Oficial Mexicana NOM-015-SSA2-2010. Para la prevención, tratamiento y control de la diabetes mellitus.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *