En este mes que celebramos el día del padre, abordaremos el tema de la importancia de la prevención del cáncer de próstata, ya que a nivel mundial la Organización Mundial de la Salud (OMS), refiere que es el cuarto tipo de cáncer más común en la población, en México es el primer tipo de cáncer más común en hombres y el que desafortunadamente se detecta en etapas avanzadas.

Pero ¿qué es el cáncer? La OMS menciona que se produce por la transformación de células normales en células anormales (tumores) y es un proceso de alteraciones en varias etapas, las cuales son el resultado de la interacción entre factores genéticos del paciente y factores externos como las radiaciones ultravioletas e ionizantes (rayos X), carcinógenos químicos por ejemplo las aflatoxinas (toxinas producidas por hongos de los alimentos) y carcinógenos biológicos, como determinados virus, bacterias y parásitos. 

En el caso del cáncer de próstata algunos factores de riesgo son tener ascendencia afroamericana tiene mayor probabilidad a padecer esta afección,  el factor genético, es decir, si hay familiares que hayan padecido esta enfermedad. Existen otros factores de riesgo ambiental como el tabaquismo, Índice de Masa Corporal alto (IMC), ingesta baja de antioxidantes como licopeno el cual se encuentra presente en el jitomate principalmente tratado térmicamente como es la salsa de tomate.

Por lo anterior, diversas investigaciones han encontrado que el uso de compuestos  naturales con funciones antioxidantes, con funciones anticancerígenas como el licopeno, se recomienda incluirlo en la dieta como parte de la prevención de esta afección, ya que su consumo no tienen efectos secundarios o tóxicos.

Por lo último, la importancia de la prevención de este tipo de cáncer radica en el diagnóstico oportuno, es decir, una revisión temprana por parte del médico para detectarlo en etapas tempranas a través de la toma de una muestra de sangre en donde se busca la presencia de marcadores tumorales séricos como el antígeno prostático específico, además, de estilos de vida saludable en donde se incluya activación física, alimentación adecuada donde se consuman alimentos que contengan ingredientes bioactivos como el Lactobacillus casei Shirota, así como también el licopeno que tiene actividad antioxidante.

Referencias

Organización Mundial de la Salud. (2021). Cáncer. 

INFOCÁNCER. (2019). El cáncer en el mundo y México. Gobierno de México. 

Mirahmadi M., Azimi-Hashemi S., Saburi E., Kamali H., Pishbin M., and Hadizadeh F. (2020). Potential inhibitory effect of lycopene on prostate cancer. Biomedicine and pharmacotherapy = Biomedecine and pharmacotherapie, 129, 110459. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *